Home > La cesárea y la microbiota intestinal del bebé

La cesárea y la microbiota intestinal del bebé

cesarea

En algunos casos, se puede recomendar un parto por cesárea para garantizar el bienestar de la madre y su bebé. Los profesionales de la salud decidirán qué tipo de parto es mejor. Las investigaciones han demostrado que los bebés nacidos por cesárea tienen una microbiota intestinal desequilibrada en comparación con los nacidos por parto natural.

¿Sabías que cuando los bebés nacen por cesárea no están expuestos a las bacterias beneficiosas que se encuentran en el canal de parto de la madre?

 

Durante el parto, los bebés nacidos por parto natural están expuestos a una gran variedad de bacterias que pueden contribuir positivamente al desarrollo de la flora intestinal o microbiota del bebé. ¿Sabías que hasta el 70-80% de las células inmunes se encuentran en el intestino? El desarrollo del sistema inmunitario de un bebé está influenciado positivamente por una microbiota equilibrada.


Oportunidades para influir positivamente en la microbiota

Una vez que el bebé ha nacido, la lactancia materna es siempre la mejor opción, ya que la leche materna no solo contiene nutrientes para el crecimiento y desarrollo saludable del bebé, sino que también tiene altos niveles de prebióticos e incluso bacterias vivas con algunas propiedades probióticas.





Si el bebé no puede alimentarse exclusivamente de leche materna por algún motivo, tu médico te puede recomendar cuál es la mejor opción. En algunos casos, el profesional de la salud puede considerar darle una leche de fórmula con prebióticos y probióticos, para ayudar a reequilibrar la microbiota intestinal del bebé y por lo tanto ayudar a su sistema inmunitario. Un estudio reciente ha demostrado que los bebés alimentados con biberón que recibieron simbióticos, una combinación de pre y probióticos, desarrollaron una microbiota similar a la de los bebés alimentados con leche materna en los primeros días de vida.

cesarea

La leche materna tiene muchos nutrientes que respaldan la salud inmunológica de su bebé, razón por la cual la Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida y continuar junto con la alimentación complementaria durante los dos primeros años de vida.

Consúltalo con a tu profesional de la salud para conocer las mejores opciones nutricionales para tu bebé.

(INEbase. Nacimientos ocurridos en España Año 2015.
Disponible en: http://www.ine.es/jaxi/Datos.htm?path=/t20/e301/nacim/a2015/l0/&file=01011.px)