Home > El papel de los antibióticos en los bebés

El papel de los antibióticos en los bebés

Cuando nuestro bebé está enfermo o tiene una infección, a veces el profesional sanitario podrá recetar antibióticos para que pueda recuperarse antes. Los antibióticos solo deben tomarse cuando los recete un profesional sanitario. ¿Sabías que el uso de antibióticos puede afectar al equilibrio de las bacterias beneficiosas que se encuentran en la flora intestinal o microbiota del bebé?

los antibióticos y el bebé
¿Cómo puedo ayudar al desarrollo del sistema inmunitario de mi bebé?

Los primeros meses de vida del bebé es el momento ideal para ayudar a influir positivamente en el desarrollo del sistema inmunitario. Un sistema inmunitario saludable asegurará que nuestro bebé esté mejor preparado para enfrentar los desafíos ¿Sabías que la microbiota desempeña un papel clave en el desarrollo del sistema inmunitario del bebé, ya que el 70-80% de las células inmunitarias se encuentran en el intestino?

El desarrollo del sistema inmunitario de un bebé está influenciado por una flora intestinal o microbiota saludable y equilibrada. La ingesta de antibióticos puede afectar a este equilibrio, por lo que es imprescindible que sea el profesional sanitario quien decida su necesidad y prescripción.




Este desequilibrio en la microbiota del bebé ocasionado por la ingesta de antibióticos podría perjudicar la respuesta inmunitaria adecuada, la cual puede afectar la capacidad de distinguir correctamente entre sustancias inofensivas y dañinas.


¿Debo tomar antibióticos si estoy dando el pecho?

Todos los antibióticos son diferentes y, aunque algunos pueden considerarse seguros para las madres que están dando el pecho, otros deben evitarse. Hable con su profesional de la salud sobre cuál es la mejor opción para usted.

los antibióticos y el bebé

Si el bebé no puede alimentarse exclusivamente de leche materna por algún motivo, tu médico te puede recomendar cuál es la mejor opción. En algunos casos, el profesional de la salud puede considerar darle una leche de fórmula con prebióticos y probióticos, para ayudar a reequilibrar la flora o microbiota intestinal del bebé y por lo tanto ayudar a su sistema inmunitario. Un estudio reciente ha demostrado que los bebés alimentados con biberón que recibieron simbióticos, una combinación de pre y probióticos, desarrollaron una flora intestinal o microbiota similar a la de los bebés alimentados con leche materna en los primeros días de vida.

La leche materna tiene muchos nutrientes que respaldan la salud inmunológica de su bebé, razón por la cual la Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida y continuar junto con la alimentación complementaria durante los dos primeros años de vida.

Consúltalo con a tu profesional de la salud para conocer las mejores opciones nutricionales para tu bebé.